martes, 14 de maio de 2019

En defensa de los impuestos

Pocas cosas más patrióticas que pagar impuestos. Nos llaman contribuyentes porque contribuimos al bien común, la educación, la investigación y el desarrollo del país. Sin impuestos no hay Sanidad Pública, Estado del Bienestar y Estado social

Esta muchacha india joven que trabaja en una fábrica de cristal es apenas uno de los muchos niños invisibles de la India. Las niñas que trabajan desde casa tienden a ser las más "invisibles". A diferencia de los niños, las niñas a menudo hacen tareas domésticas además del trabajo de campo y muchas veces pierden la educación. Alrededor del 60 por ciento de las niñas de la India de más de ocho años no saben leer ni escribir.

Javier Gallego

Ciudadanos ha prometido bajar los impuestos autonómicos para compensar la subida fiscal de Pedro Sánchez. El incremento del gobierno socialista sólo afecta al 1% de las empresas, a los grandes patrimonios y a las rentas de más de 130.000 euros anuales, 90.000 de los 19 millones de contribuyentes, a los que Rivera insiste en llamarles "clase media". Como supongo que no trata de mentirnos, entiendo que para el partido neoliberal la clase media es ese 0,5% más rico y la empresa es el Ibex 35, a los que intentan proteger de repartir su riqueza con el 99,5% restante que debemos de ser la clase baja. Es el mercado, amigos. Para que unos pocos tengan mucho, muchos tienen que tener poco.
A los liberales les encanta prometer bajadas de impuestos en campaña (aunque después Rajoy los subió al tipo más alto desde los años 80, cargando el peso sobre la mayoría más golpeada por la crisis). Nada más populista que decirle a la gente que va a pagar menos, que basta ya de que el Estado se lleve el resultado de tu esfuerzo, que no puede ser que haya un niño de 10 años endeudado de por vida por culpa de una herencia... Desgraciadamente, políticos de izquierdas y derechas despilfarran el dinero del erario público, llenando de razones a quienes defienden que "Hacienda somos tontos".
Vivimos en un país en el que el más listo es el que menos impuestos paga. Presumimos de haber encontrado la manera para eludir al fisco. Messi defraudó 4 millones y no vi una pancarta en Camp Nou criticando su habilidad para el regate fiscal. Cristiano Ronaldo nos hurtó 19 millones de euros y los hinchas fueron a pedirle autógrafos a la salida del juzgado. La lista de ídolos deportivos nacionales que buscaron la forma de pagar menos alcanza a Rafa Nadal o Xabi Alonso. Los mismos que agitan la banderita son los del "Suiza, patria querida".
Pues pocas cosas más patrióticas que pagar impuestos. Nos llaman contribuyentes porque contribuimos al bien común, la educación, la investigación y el desarrollo. Sin impuestos no hay Sanidad Pública, Estado del Bienestar y Estado social, buenas comunicaciones, sistema de trasplantes o ayudas a los más vulnerables. Sin impuestos no hay país.
Por supuesto, hay tasas injustas que desincentivan la creación, la inversión, la igualdad y el progreso, pero no es el caso de esta subida pactada por PSOE y Podemos, que apela a la solidaridad de los privilegiados con el resto. Por eso molesta al partido del Ibex y a la prensa del ídem, que lo llaman sablazo. Sablazo el que nos meten las grandes fortunas de este país, las de los papeles de Panamá y la Castellana, las de la amnistía fiscal y los paraísos, culpables de más del 70% del fraude.
Para eso sirve un buen sistema impositivo precisamente, para tapar los agujeros y para redistribuir la riqueza, reducir la precariedad y aumentar las posibilidades de todos, lo que beneficia a la sociedad entera, incluidas las empresas que se aprovechan de las infraestructuras y subvenciones que pagamos en conjunto. Entiendo que nadie apoquine con alegría, porque a nadie le gusta rascarse el bolsillo, pero sí creo que hay que hacerlo con orgullo.

Nicolás Muller

Nicolás Muller foi un fotógrafo húngaro (nado no 1913 en Orosháza, Hungría, e falecido en Andrín, Asturias no 2000) estivo moi influído polas teorías constructivistas Soviéticas da época e polas novas formas visuais que se orixinaron na escola alamana da Bauhaus. Fixo unha fotografía directa, expresiva e social que buscaba retratar ás clases sociais máis desfavorecidas dende un humanismo que puña en valor a forza do cotián.

De familia xudía, no 1938, ó decatarse de que Hitler entrara en Viena, abandonou Hungría e colleu camiño a París, para evitar a fronteira austríaca bordeou o norte de Italia e visitou cidades como Venecia, Padua, Verona ou Milán, onde tomou un tren con dirección á capital francesa. Xa en París entrou en contacto con fotógrafos como Brassaï, Robert Capa o André Kertész e o pintor Pablo Picasso, que lle mercou varias fotografías.

No 1939, a revista France Magazine enviouno a facer unha reportaxe a Portugal, e anque logrou tomar fotografías de Coimbra o Porto non poido rematar o traballo porque foi detido pola policía de Salazar obrigado a abandonar o país negándolle o visado.

Ante o avance dos nazis e o risco da II Guerra Mundial, Müller decidiu dirixirse a Tanxer (Marrocos), unha cidade que neses momentos estaba gobernada por un protectorado do que formaban parte Bélxica, España, Estados Unidos, Francia, Países Baixos, Portugal, Reino Unido, Unión Soviética e Italia, e na que se respiraba un gran ambiente de creatividade e liberdade. Na cidade marroquí entrou en contacto coa comunidade xudía que se tiña establecido alí fuxindo do nazismo. Estivo 9 anos nesta cidade, traballou nun estudio de fotografía propio e colaborou con diferentes revistas e xornais.

En Tanxer coñeceu ó asturiano Fernando Vela, secretario de José Ortega y Gasset, e gracias a el expuxo traballos en Madrid e entrou en contacto coa Revista de Occidente. Por outra parte, la revista Mundo Hispánico organizoulle unha exposición na que se amosaban retratos de intelectuaiss españoles que fixera realizado meses antes: Ortega y Gasset, Azorín, Gregorio Marañón, Camilo José Cela, Graciela Chacón, Fernando Vela…

Ó remate da II Guerra Mundial, en concreto en 1948, decidiu establecerse definitivamente en Madrid, onde abriu seu propio estudio. Xa pasara unha década dende que abandonou Budapest fuxindo dos nazis. Cun pequeno baúl, una maleta e unha máquina de fotos comezou o exilio por Europa. Deste xeito pasou a formar parte da diáspora dos grandes fotógrafos húngaros (Brassaï, Capa, Kollar…). Na década dos sesenta obtivo a nacionalidade española. Müller fixo toda unha serie de fotografías que tomou nas súas viaxes por España, unha testemuña visual do país dende a posguerra até o desarrollismo, que foron publicadas en libros en colaboración con Azorín, Dionisio Ridruejo, Sainz de Robles, Caro Baroja, Manolo Arce…

Nese viaxe de fuxida do horror, labra seu prestixio como reporteiro e comeza a experimentar coa nova fotografía. Rodeado de intelectuais, Muller convertese nunha referencia. Un fotógrafo moderno. Polo seu estudio pasan os grandes nomes da cultura española do século XX.

Nos anos corenta e cincuenta coas fotografías de rúa, das que é pioneiro, e con algúns dos seus mellores traballos de estudio. O artista e o home comprometido amósanos a realidade.

Descubriu Asturias da man de Fernando Vela, no 1968 constrúe unha casa en Andrín, perto de Llanes, a onde se traslada definitivamente no 1981. Muller seguiu facendo exposicións de fotografía ata a súa morte, o 3 de xaneiro do 2000.




Bailarina Tajara © Nicolás Muller

Resultado de imaxes para nicolas muller










Imaxe relacionada

Imaxe relacionada

Imaxe relacionada

Imaxe relacionada

Imaxe relacionada

Nicolás Muller, Portal Carta de España

Tatouages, Bordeaux, France


luns, 13 de maio de 2019

La muerte nos iguala a todos

Resultado de imaxes para rubalcaba

Javier Sádaba
Filósofo y catedrático honorario de la UAM

Vemos la muerte, lejana o cercana, a diario. Y sabemos que, nos guste o no, es lo que nos ocurrirá a todos. Las promesas de inmortalidad en el mundo de la ficción o en el muy osado campo de la nuevas tecnologías no logran apartar la sombra de la muerte de un  cuerpo. Una costumbre bien establecida en nuestras culturas consiste en alabar, independientemente de lo que haya sido su vida, al que acaba de morir. Se trata del clásico “de mortuis nihil nisi bonum”, de los muertos no se podría hablar sino en términos de alabanza. Y es que aparte de otras razones, el que ha desaparecido de entre nosotros no puede defenderse ya.
Alfredo Pérez Rubalcaba, un más que conocido político de este país, ha muerto. Todo han sido ditirambos hacia su persona y su labor política. Y esas loas no solo han llegado, salvo alguna excepción, de sus compañeros de ideología o de partido, sino de los que todavía no hace mucho han vertido sobre él los juicios más duros que puede recibir un político. Suena, como mínimo, hueco y, como máximo, hipócrita, que lo que ayer se decía se convierta hoy en contrario. Sin ser maleducado, sin tener que restregar la memoria de nadie, se podría, sin embargo, ser mucho más parcos y objetivos. Por ejemplo, dando la condolencia a la familia y hacer un gesto de respeto al que ha fallecido.
Nos podemos preguntar, más allá de esta habitual actitud, que conjuga dolor con convenciones, con las debidas excepciones, si la muerte de los otros no nos produce cierta melancolía. Vistos los que mueren, desde nuestra vida, los contemplamos como compañeros en el tiempo que nos ha tocado vivir, como uno más entre tantos. Y entonces tendemos a desdramatizar los posibles males del fallecido, a relativizar lo que en vida criticamos o, sin más, rechazamos. Decía un conocido teólogo poco antes de su muerte que estaba ya listo para hacer sitio a los que vendrían después. Y es que la muerte es la medida de todos nosotros, el rasero que se nos aplica por igual. Habría, por tanto, que dejar en el aire los juicios negativos que tal vez dimos en vida ante la tierra a la que todos nosotros pertenecemos.
La muerte, en suma, nos iguala. La poesía, mil veces repetida, de Jorge Manrique  nos recuerda que allí, como las aguas de un río van al mar, irán los que, no se sabe bien desde dónde y por qué, han venido a este mundo. Es quizás la ultima razón por la que tendemos a perdonar al muerto e incluso a ensalzarle. Un hilo de hierro ata a vivos y a muertos. Suelo recordar en estas ocasiones lo que leí a la entrada de un un viejo cementerio del Goyerri profundo. Decía, en euskera y a la puerta de la entrada: “Gaur ni, bihar su”; es decir, hoy yo, mañana tú. No es extraño por tanto, que aparte de la incoherencia congénita de políticos y no políticos, nos desbordemos en dar flores a aquellos no hubiéramos estado dispuestos a darles siquiera agua.
Solo vi  una vez de cerca y cambié unas palabras con Rubalcaba antes de comenzar un programa de televisión. Fue  un encuentro fugaz y sin arista alguna. Cuando me entero ahora que ha muerto repito lo anterior dicho. No era de mi ideología ni yo de la suya y tendría que hacerle muchas objeciones, como supongo que el a mí. Era, eso sí, una persona humana como yo. Y como todos los demás.

Raúl Zibechi: “Todo el sistema neoliberal se basa en una publicidad falsa”

El escritor, periodista y activista uruguayo analiza las políticas neoliberales en torno a la vivienda. 

Raúl Zibechi
Raúl Zibechi ÁLVARO MINGUITO

ELEUTERIO GABÓN

Raúl Zibechi, escritor, periodista y pensador-activista uruguayo, ha publicado una extensa bibliografía vinculada a los movimientos sociales de resistencia. Aprovechando su paso por València el pasado mes de marzo para asistir a la charla-coloquio 'El dret a l'habitatge a l'Amèrica del Sud davant de l'ofensiva del neoliberalisme' —celebrado en el CSOA L’Horta— y su participación en Ràdio Malva, planteamos al investigador cuestiones sobre el urbanismo, el turismo y la gentrificación que afectan a nuestros barrios. 

En tu intervención abordaste las políticas neoliberales que se están produciendo en torno a la vivienda tanto en Latinoamérica como en Europa, ¿cómo funcionan estas políticas? 
Las políticas neoliberales quieren mercantilizarlo todo, incluso la vida. Hablamos de un modelo especulativo que no tolera la diversidad, que trata de homogeneizarlo todo para poder mercantilizar mejor, hacer todos los productos similares para poder venderlos con mayor facilidad. En el caso concreto de la vivienda, se especula con el suelo urbano. Tratan de rediseñar zonas centrales que hace 30 o 40 años eran periferias y que ahora se han revalorizado, así que necesitan vaciarlos para hacer negocio y construir grandes edificios. Se expulsa a familias con el aumento de los alquileres o como me han contado que hacían en el Cabanyal, directamente con excavadoras. 

Gentrificación y turistificación son las palabras que aparecen continuamente cuando hablamos de estos procesos. En nuestro país el desarrollismo enfocado al turismo es una política que viene de décadas atrás y que convierte a barrios y ciudades en escaparates para el visitante. 
Estos procesos provocan la sobreutilización de las zonas más céntricas, las zonas monumentales o de playa y las convierte en grandes escaparates. Aumenta el número de apartamentos turísticos, se encarecen los servicios, las viviendas, los precios de los alquileres, se promocionan zonas bien conservadas, con buenos trasportes y grandes restaurantes... y el resto de la ciudad se queda en una situación mucho más vulnerable. Quienes finalmente se benefician del turismo son las aerolíneas y los grandes hosteleros: es el mismo capital financiero que está implicado en los procesos de gentrificación. 

Sin embargo, el turismo siempre se nos vende como una fuente irrenunciable de riqueza. 
Todo el sistema neoliberal se basa en una publicidad falsa, ya sea para construir una represa en una comunidad indígena o un hotel en la playa. Siempre se promete que generará empleo. Pero el turismo genera empleo temporal, precario, salarios bajos y malas condiciones laborales. Es muy difícil encontrar en la hostelería un empleo fijo, bien remunerado y con buenas condiciones. En general, el modelo actual provoca una enorme precariedad de vida a todos los niveles, no sólo a nivel laboral.
Este mismo modelo tiene también su impacto ambiental negativo, ya que con el turismo se sobreutilizan los recursos hídricos. Está ocurriendo en Mallorca, donde la calidad del agua es muy mala. Es la lógica del extractivismo de recursos en favor del gran capital: ya se habla de extractivismo urbano, si no logramos frenar este modelo nos arrinconarán en las periferias de las ciudades en pésimas condiciones. 
“Si no logramos frenar este modelo nos arrinconarán en las periferias de las ciudades en pésimas condiciones”
Los movimientos sociales que luchan contra estos fenómenos de gentrificación y turistificación en sus barrios reivindican el derecho a una vivienda digna. Sin embargo, en este mismo sentido desde Latinoamérica nos llegan las luchas por el derecho al territorio, una filosofía con una lógica más comunitaria que en cierta medida se contrapone al sentido individualista que conlleva el derecho a la vivienda. 
En mi opinión el concepto de territorio es clave. Toda vivienda se construye sobre un terreno, una tierra: no podemos legislar sobre el derecho a la vivienda sin abordar el terreno urbano, que es el principio para acceder a una vivienda. En muchos lugares de Latinoamérica se entiende que las viviendas están afincadas en territorios, vivimos en comunidades y el territorio nos debe permitir seguir siendo comunidad. La relación de los seres humanos con el territorio es importante para garantizar la vida. Quien vive y forma parte de un territorio lo cuidará. Nosotros decimos que el territorio no nos pertenece sino que nosotros pertenecemos al territorio. El territorio no es para usufructuarlo, es para sostenerlo. El territorio es agua, alimento, tierra, vida, comunidad, es todo lo que gira en torno a esa convivencia. Ninguna familia puede enfrentar el modelo de forma individual, tenemos que hacerlo en comunidad. 

“Ninguna familia puede enfrentar el modelo de forma individual, tenemos que hacerlo en comunidad”
La vida en comunidad y el arraigo a un territorio es lo que nos permite hablar de la identidad de un barrio. Sucede que cuando hablamos de preservar esa identidad se nos acusa rápidamente de oponernos al progreso. En el debate sobre el desarrollo que defienden los grandes empresarios nos encontramos como muchos sectores populares y de trabajadores que piensan que el consumismo, lo moderno y el progreso son lo bueno. En la última crisis mucha gente ha llegado a replantearse las cosas, pero falta mucho trabajo por hacer en este sentido. El sistema tiene mucha fuerza y la cultura del consumo y la idea de modernidad tienen mucho peso. Van a faltar todavía muchas crisis y fallos del sistema para que aspiremos a una vida sencilla, un buen vivir, una buena calidad de vida sin mucho consumo, sin coches. 

Has explicado como en Latinoamérica muchos gobiernos progresistas promovieron políticas desarrollistas en la últimas décadas que han resultado muy perjudiciales. Nosotros tenemos el caso del PEC en el barrio del Cabanyal o del PAI de Benimaclet con un gobierno progresista además de varios proyectos similares en el resto de la ciudad. 
Algo común entre la izquierda y la derecha es que ninguno de los dos cuestiona el modelo de desarrollo. La izquierda sigue el modelo neoliberal. Se plantean pautas para paliarlo, pero no para cuestionar el modelo. Y si no se hace esto, vamos a ver una creciente polarización social como ya está ocurriendo en varias partes del mundo. El 1% es cada vez más rico y mientras que la desigualdad sigue creciendo. Sobre esta polarización social va a ver una polarización política. Y ahí vemos cómo aparece la ultraderecha.

“La izquierda sigue el modelo neoliberal; si no se cuestiona, vamos a seguir viendo una creciente polarización social y política”
Además, el modelo neoliberal genera una sociedad cada vez más militarizada donde la protesta se criminaliza, la policía tiene un gran poder y en un juicio su palabra vale siempre más que la de un ciudadano. Si las instituciones juegan a nuestro favor, mejor; pero el jugador no es el partido, ni el político, ni el diputado. Ellos pueden favorecernos o perjudicarnos, pero el actor principal es la gente. Lo que nosotros hagamos es lo decisivo. La nave ha de ser pilotada por las personas; los políticos son como el viento, que puede soplar o no a nuestro favor. 

En ocasiones sucede que se tiende a la desmovilización cuando los gobiernos de izquierda están en el poder. 
Debemos hacer más cosas además de movilizarnos, no sólo hay que manifestarse sino ser capaces de crear espacios nuevos y propios. No basta con reclamar el derecho a la vivienda: hay que comenzar a crear las soluciones por nosotros mismos. Esto es lo decisivo: no podemos depender de la clase política. 

Wolframio: El ingrediente gallego de los tanques de Hitler

EE.UU. consideró invadir Galicia, que fue un lugar estratégico durante la Segunda Guerra Mundial por sus reservas de Wolframio.
Hitler y Franco en Hendaya

IVÁN FERNÁNDEZ AMIL
La Segunda Guerra Mundial fue el mayor conflicto armado de la historia de la Humanidad, en el que fallecieron más de 70 millones de seres humanos, casi el 4% de la población mundial. Entre las batallas que se libraron hay una muy poco conocida, que se libró en Galicia: fue la Guerra del Wolframio, que convirtió a nuestra Comunidad en estratégica y que a punto estuvo de provocar que EE.UU. invadiera España.
Hitler en un desfile de su guardia personal. https://www.thetimes.co.uk
El wolframio o tungsteno tenía una importancia vital para los nazis en el terreno militar, ya que este metal proporciona gran dureza al acero, por lo que era usado en los blindajes de sus tanques y en la cabeza de sus proyectiles, para aumentar su capacidad de penetración.
Fábrica de tanques alemana. https://cellcode.us
Pero Alemania tenía un problema: No había minas de wolframio en su territorio, por lo que tuvo que buscar de manera desesperada fuentes alternativas para aprovisionarse. Los mayores exportadores de este metal eran China y Birmania pero el reich esperaba que los Aliados bloquearan los suministros desde estos países.
SS Division "Hitlerjugend" Panzer IV. https://es.wikipedia.org
Así fue como el führer aleman, sabedor de la riqueza de este metal en España y en Galicia en particular, reclamó al gobierno franquista, como cobro por la ayuda prestada durante la Guerra Civil Española, autorización para explotar este metal en lugares como Carballo (Monte Neme) o Santa Comba (Varilongo).
Franco y Hitler en la estación francesa de Hendaya. https://www.elespanol.com/
El wolframio gallego se convirtió en la única fuente de suministro del Reich, convirtiendo a Galicia en un enclave estratégico. Entre 1939 y 1944, en las minas de la Comunidad trabajaron más de 20.000 personas que, ocasionalmente, recurrían al contrabando del preciado metal para aumentar sus ingresos.
Trabajadores en una mina de wolframio. https://venustastu.wordpress.com
De esta manera Galicia se convirtió en un hervidero de espías, digno de la mejor película de Hollywood. Por un lado, agentes alemanes haciendo lo imposible para conseguir el preciado material a cualquier precio y en el polo opuesto, agentes aliados intentando evitarlo.
Vigo era el epicentro marítimo del tercer reich en EspañaFerrol su base naval y Fisterrasu mejor observatorio. El uso de las rías gallegas por submarinos nazis se convirtió en una estampa habitual de la época y 35 de ellos aún yacen en nuestro mar, víctimas de la lucha contra los aliados.
Submarinos alemanes. https://www.npr.org
Alemania disponía también de petroleros en Galicia para abastecer a su flota que, en algunas ocasiones eran usados para transportar wolframio, fuertemente escoltados por submarinos. En Lugo se instaló una potente emisora, conocida como Elektra Sonne, y Carballo y Santiago eran nidos de espías de ambos bandos intentando dominar el mercado negro.
Antenas alemanas “Elektra Sonne” en Cospeito, Lugo. https://www.lasegundaguerra.com
Pero en agosto de 1944, el plan de Franco se iría al traste. Sir Samuel Hoare, embajador de Reino Unido en España mantenía una reunión con él en el Pazo de Meirás (Sada) en el que le exige, entre otras cosas, que los puertos españoles dejen de acoger barcos alemanes y la paralización del comercio de wolframio. Y le da un ultimátum con la amenaza velada de una invasión aliada de la Península, posiblemente a través de Galicia.
Pazo de Meirás. https://es.wikipedia.org
Franco respondió con ambigüedad, pero la presión dio sus frutos y se fueron atendiendo las demandas británicas, en un proceso que duró varios meses. Hoare declararía más tarde que “Franco había sido el peor dirigente político con el que tuvo que tratar, ya que nunca era directo, siempre era ambiguo y parecía que siempre se guardaba alguna cosa, uno no sabía a qué atenerse con él”.
Sir Samuel Hoare, embajador del Reino Unido. https://www.pinterest.co.uk
Tras este ultimátum, un pequeño muelle situado en el noroeste de Galicia, se convirtió en el punto más importante de Europa de carga de wolframio: el Puerto de Valarés en Ponteceso.
Muelle de Valarés. https://www.google.com/maps
Construido por los propios alemanes, el muelle de Valarés se utilizó como puerto de salida del wolframio de contrabando, debido a las restricciones al régimen franquista. La influencia alemana en la zona fue innegable. Desde los ingenieros al frente de la construcción del muelle, los camiones, incluso algunos buques de transporte del mineral (lanchas de desembarco nazis reaprovechadas). El wolframio llegaba a escondidas a Valarés y se cargaba en buques mercantes custodiados por submarinos nazis. La importancia de este muelle fue tan grande que se siguió usando hasta la década de los 80 cambiando el wolframio por tabaco de contrabando.
Descarga de tabaco de contrabando. https://www.diariodecadiz.es
Es difícil calcular el impacto sin precedentes que representó para la economía gallega la venta de wolframio y la presencia nazi, tanto para los empresarios y el régimen, como para los gallegos sin recursos.
La explotación de Monte Neme fue una de las que resistieron más tiempo, manteniéndose activa hasta los años 80. El final de la extracción de wolframio cerró una época en la que nombres como Carballo o Monte Neme resultaban familiares en todos los Gobiernos europeos.
Mina de wolframio Monte Neme en Carballo. https://www.vigoenfamilia.es
En el año 2012, el Instituto Superior de Ciencias Empresariales y de Turismo de Portugal (ISCET) presentó una iniciativa para la creación de una ruta europea que, teniendo por base las minas de wolframio, permita constituirse en una oferta turística capaz de proyectar en el espacio y en el tiempo la memoria histórica y patrimonial del pueblo europeo, recordando las historias que las minas dejaron en su camino y permitiendo al turismo formar parte de la memoria de una época en la que el wolframio movió un país y lo convirtió en el epicentro del mundo.
Trabajadores en una mina de wolframio. https://venustastu.wordpress.com/

Día de oposicións: De negro contra a precariedade no SERGAS

OPE do Sergas en Silleda o 12 de maio de 2019, con gran parte do persoal vestido de negro © Sergas
O persoal eventual do SERGAS estaba chamado este domingo en Silleda ao concurso oposición ao que se anotaran máis de 8.800 persoas das que acudiron 7.675 para optar a 830 prazas (só 372 para a quenda libre). Así pois, a inmensa maioría permanecerá nunhas listas de contratación que suman case dez mil persoas. Despois deste domingo milleiros de enfermeiras e enfermeiros seguirán ocupando ocos estruturais no sistema sanitario público, encadeando contratos de días ou semanas, sen posibilidade de planificar ou conciliar.
O 88% das participantes son mulleres e o 73% teñen menos de 40 anos. A proba comezará ás 15.30 horas co chamamento a todas as aspirantes
O 88% das participantes son mulleres, o 73% teñen menos de 40 anos e o 6% proveñen de fóra de Galicia. A proba comezará ás 15.30 horas co chamamento a todas as aspirantes, o que atrasará o inicio real do exame.
O colectivo Eventuais en Loita, que leva tempo denunciando esta situación de precariedade, fixo un chamamento a tinguir de negro as oposición, acudindo con roupa ou lazos desta cor, como unha forma de denunciar a precariedade que se vive no SERGAS, moi especialmente por parte do persoal de enfermería. Nos últimos días, e sobre todo nas últimas horas, as redes sociais están tamén enchéndose cunha onda de apoios ás traballadoras e traballadores eventuais, a través da etiqueta #OPEnegra.
As redes sociais están enchéndose cunha onda de apoios ás traballadoras e traballadores eventuais, a través da etiqueta #OPEnegra
Estes apoios, en forma de mensaxe, fotografía e vídeo están chegando de forma moi destacada das propias compañeiras e compañeiros dos centros sanitarios, dende todos os puntos do país. Nalgún dos vídeos saliéntase que "non é comprensible que teñan que estar demostrando a súa valía como profesionais día a día, mes a mes e ano a ano". "Para o SERGAS, están perfectamente capacitados para desenvolver o seu traballo en calquera quenda e en calquera centro, aínda que sexa a primeira vez que chegan a el, pero para o mesmo SERGAS este persoal non está preparado para formar parte do cadro de persoal estable", denuncian.
"Sodes un dos piares fundamentais do sistema sanitario e as garantes dunha atención de calidade, por iso os vosos problemas laborais nos afectan a todas", di un dos vídeos
Outro vídeo, dun técnico en emerxencias sanitarias, amosa a súa "máxima solidariedade polas penosísimas condicións laborais e de contratación que estades a padecer no colectivo de enfermería (...) por culpa dos recortes e do maltrato reiterado por parte dos actuais responsables do goberno galego". "Sodes un dos piares fundamentais do sistema sanitario en calquera servizo e as garantes dunha atención de calidade, por iso os vosos problemas laborais nos afectan a todas", engade
Tamén están publicando un gran número de imaxes e vídeos representantes das forzas políticas da oposición, entidades de doentes e representantes do mundo da cultura, así como moitas persoas máis anónimas, a título estritamente individual, salientando a necesidade de apoiar a sanidade pública, as súas profesionais e a calidade da atención, que en boa medida depende das condicións laborais deste persoal. 

Unha ducia de árbores galegas senlleiras

Marcos Pérez Pena

Castelao escribiu no Sempre en Galiza que a árbore formaba parte da "Santísima Trinidade galega", xunto co peixe e a vaca. E segue a ser así en tempos de monocultivos forestais e da crecente presenza de especies como o eucalipto ou o piñeiro. O Catálogo de Árbores Senlleiras vén de actualizar a súa listaxe, da que forman parte 189 exemplares individuais ou conxuntos, distribuídos por todo o país e pertencentes a 80 especies distintas. Árbores que son singulares polo seu tamaño, antigüidade ou importancia histórica ou natural.


01 Sobreira de Valiñas (A Estrada)

Situada a carón do Pazo das Valiñas, en Callobre (A Estrada) esta árbore suma entre 250 e 500 anos de idade e baixo as súas pólas celébrase dende hai séculos a festa de San Bieito


02 Fraga de Catasós (Lalín)

É unha das carballeiras e soutos en mellor estado de conservación de toda Galicia e os seus castiñeiros están entre os máis altos de toda Europa. No ano 2000 foi declarado Monumento Natural. A pesar diso, sufriu a ameaza da construción dunha liña de alta tensión que ameazaba con destruír unha parte do espazo. Finalmente, a mobilización da veciñanza detivo o proxecto de Gas Natural Fenosa.


03 Carballo de Santa Margarida (Pontevedra)

Este carballo, de entre 500 e 800 anos de antigüidade, é coñecido como “o Matusalén de Pontevedra”. Xa o Padre Sarmiento se referiu a el en 1746 como "o carballo maior do reino", foi debuxado por Castelao en Cousas da Vida e baixo as súas pólas celebráronse algunhas das xuntanzas preparatorias do alzamento liberal de 1846, que sentou as bases do movemento galeguista. Nos últimos anos sufriu varios problemas e denunciouse a falta de protección por parte das administracións.


04 Secuoia Vermella do Castelo de Soutomaior


Esta foto ten que ir, necesariamente, en vertical. A secuouia que se atopa nos xardíns do Castelo de Soutomaior ten máis de 41 metros de altura, e foi plantada a finais do século XIX.


05 Oliveira do Paseo de Alfonso XII (Vigo)

Vigo é coñecida dende hai séculos como "Cidade olívica" ou "Cidade da oliva" pola presenza dunha destas árbores no adro da igrexa da Colexiata de Santa María, que foi derrubada a comezos do século XIX e con ela desapareceu a oliveira. Porén, un veciño recolleu unha das súas pólas e plantouna diante da súa casa, preto da Porta do Sol, onde agromou. En 1932 a árbore tivo que se de novo trasladada á súa actual localización, no Paseo de Alfonso XII


06 Teixadal de Casaio (Carballeda de Valdeorras)

En Carballeda de Valdeorras atópase un dos bosques de teixo máis importantes de Galicia e de toda a Península, formado por unhas 400 árbores que ocupan unhas dúas hectáreas de terreo, que posúen un encanto máxico


07 Castiñeiro de Pumbariños (Manzaneda)

O Souto de Pumbariños ou de Rozabales foi declarado Monumento Natural en 2000. Calcúlase que este castiñeiro ten máis de 500 anos e é un dos máis fermosos exemplos deste tipo de árbores antergas, como tamén pode ser o Castiñeiro de Trambolosríos, en Chandexa de Queixa, de 700 anos de idade


08 Castiñeiro da Capela (Begonte)


Este castiñeiro, de 500 anos de idade, estivo a piques de ser tallado por mor dunhas obras de ampliación da estrada en 1971. Impediuno a intervención do artista local Victor Corral, que se pechou dentro do oco da árbore. Durante o seu peche, esculpiu dentro da árbore un pequeno santuario á Virxe do Rosario.


09 Carballo de Luxís (Castro de Rei)

Este enorme carballo foi plantado polos antigos propietarios da Casa de Luxís hai uns 250 anos. Grazas a que esta árbore nunca foi podada, a superficie da súa copa acada unha área considerable, de case 600 metros cadrados. Produce uns 300 kilos de landras ao ano.


10 Retícula de Oliveiras do Pazo de Santa Cruz (Vedra)

Máis de 500 oliveiras compoñen este conxunto, situado no Pazo de Santa Cruz de Ribadulla (Vedra). Foron plantadas hai 500 anos, aló polo século XVI, acompañando a construción do propio pazo e como unha forma de separar os cultivos.


11 Aciñeira de Covas (Rubiá)

A Aciñeira de Covas, en Rubiá,ten unha idade estimada de entre 250 e 500 anos e sitúase no centro na Serra da Enciña da Lastra, que toma o nome desta árbore. Dise que en tempos remotos unha aciñeira de grandes dimensións servía de guía aos viaxes nesta terra de paso, situada no corazón da Gallaecia romana


12 Metrosidero Excelso do Xardín da Policía da Coruña

O Metrosideros excelsa é unha especie orixinaria de Nova Zelandia, e poden atoparse varios exemplares na Coruña, onde mesmo lle dan nome a unha rúa. O que se atopa no interior das instalacións da Policía Local pénsase que foi plantado a finais do século XVIII por mariñeiros ingleses en viaxe dende Oceanía. Esta especie florece entre novembro e xaneiro, presentando en decembro o momento máis álxido da súa floración, polo que no hemisferio sur é coñecido como a Árbore de Nadal


13 Freixo de Porta (Sobrado)


O Freixo de Porta, en Sobrado, supera os 30 metros de altura e os 250 anos de idade. A árbore convive con outros tres exemplares tamén de grandes dimensións, que foron plantados nas esquinas dun cadrado, formando un conxunto singular, representativo da importancia destas árbores na economía rural.