venres, 23 de febreiro de 2018

Plásticos a la deriva: los interrogantes del modelo de reciclaje español

Ante las nuevas restricciones de China, se habla de crisis global. En España, colectivos ecologistas alzan su voz contra un sistema de reciclaje que consideran muy mejorable.

ASTRID OTAL
https://www.elsaltodiario.com/

Envases China
En 2016, las empresas españolas ingresaron unos 32 millones de euros por mandar 138.417,70 toneladas de plásticos a China DAVID FERNÁNDEZ

Crees que reciclas; que lo que tiras al contenedor amarillo se convierte en otra botella o en otro envase. Lo cierto es que millones de toneladas han entrado en las cargas de los barcos y, desde los muelles, han terminado en China, según han denunciado diferentes organizaciones ecologistas. De esta forma, los plásticos acaban en la otra punta del globo, no reciclados, sino simplemente apartados, ensuciando otro rincón del planeta.
El tráfico de basura reciclable ha sido inmenso; se trata de un negocio desde que comenzó en la década de los 80. En aquella época China necesitaba materias primas secundarias —como cartón, chatarra o plástico usados— con las que fabricar sus mercancías y tenía una mano de obra muy barata a la que ponía a escarbar para rescatar lo que valía. Mientras, las sociedades ricas se sacaban los desperdicios de sus fronteras. Porque no solo enviamos material de calidad; colamos los residuos sucios o inservibles.
Encima de las motocicletas, arrastrando bolsas de supermercados en los que jamás han entrado, los ciudadanos chinos han trasladado montañas de refrescos aplastados. Una reportera de SkyNews encontró en 2007 correspondencia de una familia de Sevenoaks, un pequeño pueblo de Inglaterra, en Lian Jiao, una ciudad del sur de China. La reportera la recogió, volvió a Londres y llamó a su puerta. Esto que crees que se recicla en el país lo he encontrado en Lian Jiao.
A esa gente le pagaban 60 euros al mes. Morían de enfermedades pulmonares al respirar humo tóxico que salía del plástico que quemaban para obtener la resina. Sus ríos siguen grises de la contaminación.
"Lo que te han vendido como reciclaje de plástico no existe. En el mejor de los casos, un plástico se convertirá en parte de un felpudo, una camiseta o un trasto de mala calidad fabricado en países con cuestionables condiciones laborales. Eso es retrasar su llegada a la basura. No se está frenando el número de envases que se pone en el mercado. El sistema ha sido diseñado por la industria para perpetuar el ritmo de usar y tirar”, sostiene Manuel Maqueda, fundador de El Plástico Mata, asociación que reclama la reducción del uso de plásticos. El ambientólogo Alberto Vizcaíno también apunta que solo un porcentaje insignificante vuelve a ser un envase. Y cada vez hay más envases.
Manuel Maqueda: "En el mejor de los casos, un plástico se convertirá en parte de un felpudo, una camiseta o un trasto de mala calidad fabricado en países con cuestionables condiciones laborales" 
Precisamente en China el pasado 1 de enero entraba en vigor una ley que prohíbe que a su tierra lleguen veinticuatro tipos de residuos sólidos. Ahora, preocupada por un medio ambiente que agoniza y la salud del país, el país veta la importación de desechos textiles, el papel sin clasificar y plásticos de mala calidad: "No es que China deje de comprar material reciclable —precisa Victoria Ferrer, del Gremi de Recuperació de Catalunya—, a lo que ha dicho que no es a importar lo que venían siendo desperdicios".
Sin el principal patio trasero, cabeceras como The New York Times hablan de crisis con países como Canadá, Irlanda, Alemania o Reino Unido con casos de acumulación de plásticos y con ciudades portuarias como Hong Kong colapsadas de basura. En 2016, China absorbió 7,3 millones de toneladas de los residuos sólidos de todo el mundo. Eso suponía el 55,3% de todas las exportaciones, según la base de datos estadísticos sobre el comercio de mercancías (Comtrade). En menor porcentaje, también nos hemos dedicado a enviar a Vietnam, Malasia, India o Indonesia.
La imagen de preocupación la reflejó Theresa May, primera ministra de Reino Unido, cuando salió a pedir a supermercados que pusieran pasillos libres de plásticos donde la comida se venda a granel.
Pero en España, ¿qué? 

UN CESE, UNA GESTORA Y CONTROVERTIDOS CONTENEDORES

En 2016, las empresas españolas ingresaron unos 32 millones de euros por mandar 138.417,70 toneladas de plásticos a China, según publica Comtrade. España no es el país que más envía, pero nuestro reciclaje despierta algunas dudas: aquí Ecoembes es la entidad que cuenta con el monopolio de los reciclajes de plástico. Su imagen es verde, sí, pero detrás se encuentra toda la industria de envases, según detalla la propia información de la organización.
Ecoembes cuenta con 12.320 empresas adheridas. De estas, 60 se encuentran en su Junta de accionistas, y entre ellas se hallan compañías como Nestle, Campofrío, Danone, Bimbo, Nueva Pescanova, Johnson's Wax Española o Anfabra (Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes que aglutina a Coca Cola, Redbull, Pepsico o Solan de Cabras).
El grupo de envasadores conforma el 60% de accionariado de Ecoembes. Otro 20% del poder lo poseen cadenas de supermercados como El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour, Día o Alcampo. El 20% restante, asociaciones de reciclaje de materias primas y productores como Tetra Pak o Cicloplast.
Julio Barea: "No es lo mismo un brik que un envoltorio, pero nosotros vertemos todos juntos a un mismo contenedor. Lo que se recupera de allí no es de muy buena calidad"
Hace años, la UE establecía un principio llamado "responsabilidad ampliada del productor", según el cual quienes ponen envases deben asumir los costes ambientales, económicos y sociales que acarrean. Fue así como todas estas corporaciones se unieron en España para despejar el problema del plástico, y lo hicieron a través de un sistema que aparentemente no optimiza la discriminación de materiales: "Existen 8.000 tipos de plásticos", explica Julio Barea, de Greenpeace. "No es lo mismo un brik que un envoltorio, pero nosotros vertemos todos juntos a un mismo contenedor. Lo que se recupera de allí no es de muy buena calidad".
A Ecoembes hay comunidades autónomas que le han intentado declarar la guerra; le critican que no está claro que sufrague los costes. En Valencia, por ejemplo, se ha intentado implantar un sistema llamado SDDR (Sistema de Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases) que tienen países como Alemania para complementar a los contenedores. Este sistema consiste en pagar unos céntimos más por el envase que luego recuperas cuando lo devuelves a unas máquinas específicas. Greenpeace valora que habría una motivación —ganarse de vuelta esos céntimos— para retornar el envase. “Además de que se separarían los plásticos”, dice Barea. La lata del envoltorio.
Desde Ecoembes se opusieron férreamente a esta medida. La organización insiste en que es ilegal porque la ley no lo contempla, en que la hostelería se verá obligada a recoger y devolver las latas de los clientes y que los supermercados deberán asumir los costes para poner las máquinas de depósito. Asucova, que engloba a supermercados como Consum o Mercadona, fue una de las asociaciones que encabezaron el rechazo.
Cada minuto se compran en todo el mundo un millón de botellas de plástico ÁLVARO MINGUITO
Hace escasas semanas, Julià Álvaro, ex secretario autonómico de Medio Ambiente en el Consell que encabezaba la lucha por el SDDR desde hace más de un año, era destituido. La decisión del cese dependía de la Conselleria de Medio Ambiente que dirige Elena Cebrián. Desde hace meses —según indica a El Salto Equo— había una tensión interna entre Cebrián y Álvaro relativa al sistema de reciclaje. Al secretario se le conoce también porque paralizó Puerto Mediterráneo, un megacomplejo comercial del potente promotor Intu-Eurofund que planeaba construir en Paterna, en los alrededores de Valencia.
Aunque desde la Generalitat Valenciana han insistido en que no existe relación, que no se descarta y que se trata de una nueva etapa que busca “dar un nuevo impulso político a asuntos como el cambio climático”, Equo declara que el cese se debe a presiones de la industria; en particular, la de los envases. Julià Álvaro, el exsecretario comunicó a este diario que no quiere hacer declaraciones.
El SDDR no solo levantó ampollas en la empresa gestora; también entre representantes municipales que pedían que se estudiara los costes. No obstante, al menos, el debate estaba ahí.

NOS AHOGAMOS EN PLÁSTICO Y LO ESTÁS PAGANDO TÚ

Julià explicaba que en Valencia se generan siete millones de envases al día. De esos siete, solo dos acaban en el contenedor amarillo. Otros cinco millones se quedan en plazas, montañas y playas. "Eso lo gestiona el ayuntamiento con la tasa de basura que pagan los ciudadanos”, esgrimía Julià Álvaro, dos días antes de su cese.
Ecoembes solo responde económicamente por los plásticos que terminan en el contenedor amarillo. A los ayuntamientos, que se encargan de todo el servicio de recogida de basura, les sufraga el gasto simplemente relativo al contenedor. Así que de cinco millones de envases en Valencia, esparcidos por parques y playas, no se está haciendo cargo, según el exsecretario de Medio Ambiente. Pasa igual en Asturias, Aragón, Catalunya o Baleares. Todas las comunidades. 
En Valencia se generan siete millones de envases al día. De esos siete, solo dos acaban en el contenedor amarillo. Otros cinco millones se quedan en plazas, montañas y playas
Hay otras voces críticas que enfatizan además que los ciudadanos pagan doble. Ecoembes ingresa dinero de lo que aportan las empresas adheridas por generar un envase. Por poner una botella de agua de litro en el mercado, el productor paga un céntimo. "Esta cantidad va destinada a hacer posible que esa botella se recicle adecuadamente y se convierta en nueva materia prima", precisa Ecoembes a El Salto en un email.
ONG como Amigos de la Tierra manifiestan que ese céntimo lo acaba asumiendo el consumidor en el precio final. A Ecoembes, con un presupuesto de 477 millones de euros en 2016, le quedaría entonces dinero para publicitarse y patrocinar secciones de medio ambiente en distintas cabeceras, entre las que se encuentra El País. "Ecoembes —señalaba Álvaro— no es un negocio en sí [es una sociedad sin ánimo de lucro]. Actúa como el otro brazo de la industria para influir". Presiona para que nada del sistema cambie, focaliza la atención en que echemos los plásticos al contenedor amarillo y olvida que antes existen dos R. Sostiene su modelo basado en usar y tirar.
Mientras, Ecoembes apoya otras alternativas que no sean el SDDR. Apuesta por el Pago por Generación, es decir, penalizar más a quien vierta más basura al contenedor gris. El procedimiento implicaría lectores de tarjeta para abrir este contenedor específicamente —ya que es el que no se recicla— y se mediría el peso de la bolsa de basura. Cada ciudadano pagaría por la basura que genera, como la luz o el agua. La organización opina que la gente, para ahorrarse gastos, se preocuparía por echar cada cosa a su cubo.
Aunque es una opción, los ecologistas enfatizan que no resuelve el hecho de que diferentes tipos de plásticos acaben en un mismo contenedor, ni asegura el fin de aquellos que se dejen olvidados en las calles.
Una investigación de The Guardian reveló que cada minuto se compran en todo el mundo un millón de botellas de plástico y que la cifra incrementará un 20% en 2021. Menos de la mitad de las que se pusieron a la venta en 2016 se recolectaron y solo un 7% de las recuperadas fueron nuevas botellas otra vez. "La mayoría terminan en vertederos o en el océano", escribía la cabecera británica.
"¿Por qué no empezamos a hablar de rechazo? Habrá una generación que no conozca un mar sin plásticos. Es contaminación y es una forma de la industria de imponer las cantidades que debes comprar. ¿Por qué no puedo comprar champú, macarrones o distintas comidas a granel? Cada marca envasando está decidiendo tu consumo", arroja Maqueda, de El Plástico Mata.

Jeanne Baret, botánica y primera mujer en dar la vuelta al mundo

Salió de Francia en 1766 como ayudante del botánico Commeson y regresó con la documentación que recogieron y que incluía la descripción de 3.000 nuevas especies

José Cervera
http://www.eldiario.es/

Hablamos en ocasiones de mujeres del pasado que tuvieron serias dificultades para consumar sus vocaciones científicas debido a las circunstancias, y en este panteón un lugar de honor es para Jeanne Baret, que ha pasado a la historia como la primera mujer que nos conste consiguió dar la vuelta al mundo.
Lo sabemos porque Jeanne iba en la expedición de  Bouganville que salió de Francia en 1766 como ayudante del botánico oficial, Philibert Commesonaunque lo hizo como hombre, vestida de marinero y bajo el nombre oficial de Jean Baré.
Tras tres años de travesía se descubrió su secreto cuando estaban en Tahití, por lo que ella y Commerson fueron más tarde desembarcados en la remota Isla Mauricio, donde se casaron y donde murió el botánico en 1773.
Abandonada a su suerte Jeanne Baret abrió un cabaret y allí conoció a un oficial francés con el que se casó y regresó a Francia completando de este modo la vuelta al mundo.
A su regreso llevó los documentos y especímenes recogidos con Commerson a lo largo de la travesía, que incluían la descripción de al menos 5.000 especies 3.000 de las cuales eran nuevas para la ciencia.
El rey Luis XIV reconoció su mérito como ayudante del fallecido botánico e incluso concedió a su travestida ayudante y viuda una renta vitalicia, pero tras su muerte en 1807 la figura de Jeanne Baret se olvidó hasta que fue recuperada en 2010.

xoves, 22 de febreiro de 2018

Amnistía Internacional denuncia la restricción "desproporcionada" de la libertad de expresión en España

La ONG publica su informe anual en el que evalúa la situación de los derechos humanos en 159 países durante 2017, entre ellos España

"Alzar la voz se ha vuelto cada vez más peligroso en las redes: están siendo criminalizadas letras de canciones y bromas bajo categorías vagas"

Icíar Gutiérrez
http://www.eldiario.es/

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este jueves los retrocesos que ha experimentado la libertad de expresión en España y considera que este derecho se restringió de forma "desproporcionada" en 2017. Así lo ha documentado en su informe anual en el que analiza la situación en 159 países.
"Este ha sido un mal año para la libertad de expresión", ha resumido Esteban Beltrán, director de AI en España, durante la presentación del documento.
La restricción al derecho de las personas a manifestarse, la falta de protección "adecuada" a refugiados y migrantes o la violencia contra las mujeres fueron algunas de las principales vulneraciones de derechos humanos en España el año pasado, de acuerdo con el informe. Estas son sus principales conclusiones.

Libertad de expresión y de reunión, "amordazadas"

La ONG alerta de que en 2017  se "restringió desproporcionadamente" la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica, tanto en el ámbito de las leyes como a través de algunas prácticas policiales. Esta restricción se produjo especialmente debido a la situación política en Cataluña, tras la suspensión, por parte del Tribunal Constitucional, de la ley del referéndum: "En Madrid y Vitoria, los tribunales prohibieron dos reuniones públicas de apoyo al referéndum".
Además de las limitaciones a protestas pacíficas, AI denuncia también el "uso excesivo de la fuerza" contra los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad, en relación a las cargas policiales del 1 de octubre en Cataluña. "La policía disparó cartuchos de fogueo y pelotas de goma, e hirió de gravedad a una persona que perdió la visión de un ojo", recuerda la ONG.
Asimismo, AI tacha de "excesiva y desproporcionada" la prisión preventiva decretada en octubre para Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, presidentes de organizaciones independentistas, acusados de sedición, un delito, a su juicio, "definido de forma muy general".
Civil guards clear people away from the entrance of a sports center, assigned to be a polling station by the Catalan government in Sant Julia de Ramis, near Girona, Spain, Sunday, Oct. 1, 2017. Scuffles have erupted as voters protested as dozens of anti-rioting police broke into a polling station where the regional leader was expected to show up for voting on Sunday.
Cargas policiales a las puertas de un centro de votación el 1-O. AP PHOTO/FRANCISCO SECO
Por otro lado, decenas de personas fueron procesadas y 20 fueron declaradas culpables por "enaltecimiento del terrorismo" y "humillación a las víctimas" en las redes sociales en 2017, de acuerdo con la ONG. El documento recoge, entre otros, el caso de Cassandra Vera, tuitera condenada a un año de prisión por sus chistes sobre Carrero Blanco
"Alzar la voz se ha vuelto cada vez más peligroso en las redes. Están siendo criminalizadas letras de canciones y bromas bajo categorías vagas", ha criticado Beltrán. "En los últimos años se han disparado las condenas. En 2011, cuando ETA todavía mataba, hubo una condena por enaltecimiento del terrorismo. Del año 2011 al 2017 ha habido 76 sentencias condenatorias", apunta.
Además, periodistas y ciudadanos particulares fueron sancionados por la Ley de Seguridad Ciudadana, como la reportera Mercé Alcocer, de Catalunya Radio, multada con 601 euros por traspasar una línea policial "no señalizada" cuando estaba cubriendo el caso Pujol en la Audiencia Nacional. "Hay una inquietud por la autocensura a la hora de documentar actuaciones policiales, según los testimonios que hemos recibido, y muchas más personas tienen miedo a la hora de salir a la calle a protestar y reclamar sus derechos", sostiene Beltrán.

Continúan las devoluciones en caliente

Uno de los principales acontecimientos en materia de derechos humanos que dejó 2017 fue la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra España por la devolución de dos personas desde Melilla a Marruecos en 2014, al concluir que estas son ilegales.
Pese a la condena, el Gobierno, según denuncia la organización, sigue llevando a cabo estas expulsiones sumarias en Ceuta y Melilla. "Desde la sentencia –el pasado octubre–, al menos 40 personas han sido expulsadas de forma ilegal corriendo el riesgo de ser sometidas a torturas y malos tratos, aunque el numero podría llegar a 130 personas", ha apuntado el director de AI.
Seis inmigrantes permanecen encaramados en la valla de Melilla
Seis inmigrantes permanecen encaramados en la valla de Melilla EFE
"Reclamamos que Estrasburgo reconociera que se había vulnerado el derecho a tener derechos, a que una persona que quiere traspasar una frontera tiene derecho a no ser tratado como un fardo", ha explicado Isabel Elbal, abogada demandante, quien ha destacado "el trabajo colectivo" en el caso. El Ejecutivo ha recurrido el fallo y la condena será revisada.
"El plazo de tiempo puede oscilar entre un año y un año y medio. En este plazo deben respetarse los derechos, pero se siguen practicando devoluciones y sabemos que el Gobierno no tiene ninguna intención de acatar la sentencia, salvo que le obliguen", asevera Elbal.
Además de las expulsiones automáticas, AI denuncia que en 2017 se siguieron cometiendo violaciones "flagrantes" de derechos y abusos contra personas migrantes y refugiadas en España. Pone como ejemplo el encierro de más de 500 personas en la cárcel de Archidona o "las restricciones a la libertad de movimiento" de los solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla.
El informe recuerda otro de los "fracasos" de las políticas migratorias el año pasado: el incumplimiento de los compromisos de acogida de refugiados. Hasta diciembre de 2017, llegaron apenas el 15% de las 17.337 personas a las que el Gobierno se comprometió a reubicar. Mientras, quienes solicitan asilo siguen sufriendo retrasos en la respuesta sobre su petición, según la ONG.

Persisten los desahucios y los asesinatos machistas

A pesar del discurso de recuperación económica defendido por el Gobierno, "el impacto de las medidas de austeridad implementadas como consecuencia de la crisis está dejando desamparadas a decenas de miles de personas en España", ha insistido Beltrán. 
Un año más, AI ha vuelto a poner el foco sobre la exclusión sanitaria de los migrantes en situación irregular y los desahucios. En julio, expertos de la ONU concluyeron que España violó el derecho a la vivienda de una familia que fue desahuciada sin que se les proporcionara vivienda alternativa.
La escasez de viviendas sociales asequibles afecta en mayor medida, apunta la ONG, a madres solteras y mujeres supervivientes de violencia machista. Los derechos de las mujeres volvieron a ser en 2017 otro de los puntos oscuros en España. 48 mujeres fueron asesinadas por sus parejas y exparejas, según las cifras del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Trabas a la investigación de los crímenes franquistas

2017 tampoco fue un buen año para los familiares de las víctimas del franquismo, recuerda la ONG. "Las autoridades españolas continuaron cerrando investigaciones sobre crímenes de Derecho internacional cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo", recalcan.
Además, la entidad denuncia que "se siguieron sin adoptar medidas" para localizar e identificar los restos de víctimas y se dejó a las familias y las asociaciones "sin apoyo del Estado" en las exhumaciones.
En febrero, la Fiscalía mexicana inició una investigación a raíz de la denuncia de Ligia Ceballos, quien descubrió que podría haber sido una "bebé robada" en 1968 durante el franquismo en España. Se trata del segundo país que investiga los crímenes franquistas, después de Argentina. 

Quién es Alfredo Bea Gondar, el alcalde condenado por blanqueo que ha logrado secuestrar 'Fariña'

"En los ochenta y noventa, los contrabandistas de las Rías Baixas se mezclaban con el partido, tú no viviste aquellos tiempos". Semejante arranque de sinceridad hay que agradecérselo a un alto cargo del Partido Popular que explicaba así, en privado, los años de amistad de Alberto Núñez Feijóo, con el capo di capi del tabaco en aquella época, Marcial Dorado, que todavía hoy cumple condena por narcotráfico. 
Solo habiendo vivido aquellos años trepidantes, en que presidentes de la Xunta y mandamases de Alianza Popular y del PP alternaban con los patriarcas del Winston de batea, puede explicarse la figura de José Alfredo Bea Gondar, el alcalde de O Grove, condenado por blanqueo que ha logrado  una orden judicial para sucuestrar  Fariña, el libro de Nacho Carretero que desmadeja las conexiones de los clanes de la droga en Galicia. El tratado ha vendido desde hace tres años 30.000 ejemplares, va por la décima edición e inspira una serie de Antena 3 que empezará a emitirse en unos meses. De momento, Fariña sigue en las librerías y este martes acaparó el  primer puesto en el ránking de ventas de Amazon, a la espera de que el exregidor deposite los 10.000 euros de fianza que ha impuesto una juez de Collado Villalba antes de incautar todos los ejemplares.
El fondo del asunto es una demanda civil por intromisión en el honor -todavía por resolver- que Bea Gondar presentó en diciembre de 2016 contra Carretero y la editorial Libros del K.O., a los que pide medio millón de euros de indemnización, por dos alusiones que el periodista gallego hace en el libro. La primera cita el procesamiento del alcalde en un sumario por narcotráfico -en el que fue condenado primero en la Audiencia Nacional y absuelto finalmente en el Supremo-. La segunda relata muy de pasada su mediación en un negocio con el cártel de Cali. 
Uno de las párrafos que cita la demanda es un pie de página de tres líneas que ayuda a explicar un alijo de dos toneladas de cocaína que naufragó en mayo de 1991 en la costa coruñesa de Cedeira y del que se salvaron 300 kilos. Según narró el narco Manuel Vázquez Vázquez, alias O Piturro, él entregó la carga "a tres fulanos que no eran gallegos" y que se largaron en un coche. En la nota al pie, Carretero explica: "El coche, tal y como descubriría la investigación años después, estaba a nombre de Alfredo Bea Gondar: alcalde de O Grove, afiliado al PP (otro más) y procesado en 2001 por un alijo de dos toneladas de cocaína". Una vez recibida la demanda, las nuevas ediciones de Fariña cuyo secuestro ordena ahora la juez incluyeron la siguiente frase: "Gondar sería absuelto años más tarde por el Tribunal Supremo". 
El segundo párrafo que motiva la denuncia es este: "Aquel junio de 1991 Orbáiz Picos se ofreció al cartel de Cali para traer 2.000 kilos de cocaína. Lo hizo a través de Alfredo Bea Gondar, alcalde de O Grove, por AP en 1983 y 1991 (este último año ganó con mayoría absoluta después de haber sido acusado de narcotráfico, aunque duró dos días en el cargo), quien aceptó la propuesta y se puso en contacto con Manuel González Crujeiras,  o Carallan, al que ya conocemos de su época como colaborador de Sito Miñanco. Diez años más tarde, en 2001, fueron todos procesados".
José Alfredo Bea Gondar, en una entrevista en Más Vale Tarde
José Alfredo Bea Gondar, en una entrevista en Más Vale TardeLASEXTA
La demanda de Bea Gondar reclamaba también que se indagase en el guión de la serie Fariña, que la productora Bambú estrenará en Antena3 durante los próximos meses, para ver si contiene alusiones al exalcalde de O Grove y si fuese así, que se prohibiese el rodaje. Esta petición ha sido desestimada.  
En Fariña, el libro,  Bea Gondar es poco más que un secundario entre los clanes de las rías baixas -ocupa dos párrafos de un total de 365 páginas- pero en Galicia ha escrito durante décadas páginas y más páginas de periódicos primero en la crónica política y después de la de tribunales. Hizo el tránsito de alcalde desde el franquismo, a la UCD y después a Alianza Popular, donde recaló junto a todos sus concejales una vez que ganó las elecciones desde una formación independiente.
Resistió durante dos años atrincherado en la casa consistorial sin convocar el Pleno para la moción de censura que le reclamaba la oposición. Tuvieron que sacarlo del ayuntamiento las fuerzas especiales y una resolución del Gobierno central. 
Un viernes de junio de 1991 fue detenido en la operación contra el narcotráfico relacionada con el alijo del naufragio de Cedeira y eso no le impidió revalidar el poder el lunes siguiente -pese a estar ya en prisión provisional- en un tenso pleno en el que no le votó ningún concejal. Al ser el candidato de la lista más votado, fue investido alcalde. La noticia la recibió en la cárcel, así que no llegó a tomar posesión. La corporación esperó las 48 horas de rigor y le destituyó después alegando ausencia injustificada (la causa obvia era que el hombre llamado a gestionar este municipio turístico de las Rías Baixas seguía entre rejas).
Un periodista que cubrió aquellas sesiones las define hoy como "episodios bochornosos de la historia negra de Galicia". "Bea Gondar era un populista y no se puede decir que nada de lo sucedido aquellos días extrañase demasiado, pero la verdad es que había gente en el pueblo que lo siguió apoyando siempre", asegura este redactor por teléfono a eldiario.es con la condición de preservar su identidad.
La Audiencia Nacional condenó a cuatro años de cárcel y a una multa de 600.000 euros a Bea Gondar, pero el Tribunal Supremo anuló años después el sumario instruido por el juez Baltasar Garzón. Por el medio, un arrepentido dio marcha atrás a la declaración en la que había implicado a Bea Gondar. 
De los cargos de blanqueo, sin embargo, nunca se libró el exregidor de O Grove. Fue condenado primero a tres años en la Audiencia Nacional que el Supremo amplió a cuatro años y siete meses. Ya ha pagado su pena. La sentencia consideró probado que Bea Gondar participó en la operación de una red colombiana liderada por David Tuaty para "sacar importantes cantidades de dinero de España" en connivencia con el director de una sucursal en Burgos del Banco Espíritu Santo portugués.
En aquellos años de realismo mágico en Galicia podía pasar que uno recibiese medallas de instituciones públicas pese a estar condenado por tráfico de drogas. Eso sucedió en los salones nobles de un hotel en la isla de A Toxa en diciembre de 2004. El Ayuntamiento de O Grove, entonces gobernado por el alcalde Miguel Ángel Pérez, del PP, celebraba la "fiesta de la democracia", un reconocimiento a todos los hombres y mujeres que habían pasado por la corporación. En el reparto de insignias de oro y plata junto al resto de ediles allí estaba haciendo cola Bea Gondar, para escarnio de las madres antidroga. 
Hoy el exalcalde intenta pasar por un venerable jubilado que ha trasladado su residencia a Collado Villalba (en el noroeste de Madrid) y que vive con una pensión de 600 euros al mes. Su abogado aseguró este martes a eldiario.es que valora pedir una rebaja de la fianza de 10.000 euros para hacerla más acorde a los ingresos del exregidor, pero que en todo caso intentará reunir el dinero.
Él mismo compareció la tarde del lunes desde su residencia madrileña en el programa Más Vale Tarde que dirige Mamen Mendízabal. La conexión en directo dejó una sentencia suya memorable. Bea Gondar, el político al que el Tribunal Supremo condenó por ayudar a blanquear dinero a las bandas colombianas, advirtió que no le parece "ético decir mentiras para ganar dinero". Reconoció no haber leído el libro de Carretero y tras reconocer que había sido condenado por blanquear dinero negó que este procediese de la droga. De paso, se comprometió a depósitar los 10.000 euros que exige el auto judicial para secuestrar el libro. 
Las medidas cautelares ponen en riesgo la misma supervivencia de la editorial Libros del K.O., que había impreso 10.000 ejemplares en la décima edición deFariña para aprovechar el tirón de cuando se emita la serie. Tanto la editorial como el autor aseguran que respetan las decisiones judiciales pero se confiesan sorprendidos y preocupados. El juicio sobre la demanda de protección del honor interpuesta por el exalcalde de O Grove se celebrará en los próximos meses. Bea Gondar reclama por esos dos párrafos medio millón de euros.

Yo sí pido perdón


A Diego Reverte Cejudo, médico y republicano ejemplar. DEP

Pedro Luis Angosto
http://www.nuevatribuna.es/

Dice Marta Sánchez -residente en Miami por amor a España y exigencias del guión- que ama a España, su rojo y amarillo y su Dios. Yo también amo a España, a Giner de los Ríos, a Machado, a Unamuno, a Ferrer i Guardia, a Maragall, a Miguel Hernández, a Dolores Ibárruri, a Castelao, a Luis Cernuda, a Pi y Margall, a Urgoiti, a Demófilo, a Nicolás Salmerón, a Manuel Azaña, a Gil de Biedma, a Joan Margarit, a José Ángel Valente, a Miguel Veyrat, a José Luis Sampedro, a Andrés Rábago, a Luis Martín Santos, a Julián Grimau, a Joan Manuel Serrat, a Pablo Guerrero, a Lluis Llach, a Raimon, a Carlos Cano, a Miguel de Molina, a Pablo Picasso, a Benjamín Palencia, a Fito Cabrales, a Rosendo Mercado y tantísimos otros que me han ayudado a vivir en un país castigado por la corrupción, la incompetencia, los curas, los golpistas, los logreros, los artistas mediocres y los torturadores. Me entusiasma su variedad de paisajes, las montañas abruptas e indomables de Asturias, el abigarramiento verde del País Vasco, las montañas de Montserrat, el páramo castellano, las huertas pisoteadas de Valencia y mi tierra murciana, los encinares de Extremadura, las sierras de Segura, Cazorla y las Villas, Grazalema, la Sierra de las Nieves, Gredos y el rincón carabaqueño que me vio nacer hace ya unas décadas, bello, entre montañas y huertas, maltrado por el descontrol urbanístico, como Alacant, la ciudad donde vivo y donde casi todos parecen de paso. 
Pero si amo algo de mi país, es la capacidad de sus habitantes para vivir en la adversidad, en condiciones que ningún otro europeo habría aguantado más de una generación. Aquí, donde la aristocracia y la alta burguesía parasitas, que nos ha maltratado desde el tiempo de los íberos, una aristocracia incapaz siquiera de construirse palacios de envergadura y mantenerlos pese a robar y esclavizar secularmente a campesinos, artesanos y pensadores, de coleccionar arte como hicieron sus homónimos de Italia, Holanda o Francia, de admirar la gastronomía y elaborarla, de encabezar reformas para mejorar la vida del pueblo, de urbanizar ciudades, todo lo ha hecho el pueblo. Él  construyó las catedrales y las iglesias magníficas que llenan el país de arte y que maneja y explota una organización privada que no paga impuestos y recibe miles de millones de los impuestos de los demás distribuidos por un Gobierno que no quiere a sus ciudadanos; él ha aguantado y financiado con su sudor y su sacrificio las crisis periódicas que otros provocaron sin su participación; él ha trabajado los campos, los embalses, las desaladoras y los bosques, ha construido las industrias y los hoteles en los que hoy se le trata como a la peor de las bestias gracias a unas reformas laborales que permiten contratar por horas, días, semanas, que posibilitan convertir los salarios en limosnas y dejar sin recursos a la Seguridad Social para dar entrada a los bancos en el sistema de pensiones, para aquel que pueda pagárselo y todavía tenga confianza en ellos, rescatados de la ruina también con su dinero. Él, el pueblo soberano que no manda en nada y lo paga todo, mantiene a una cuadrilla de políticos, financieros y empresarios que trabajan para sí mismos, que desprecian el interés general, que están convirtiendo lo que fue un país democrático, en un régimen autoritario donde, salvo para una minoría, cada vez es más difícil vivir, respirar, escribir, cantar, porque sus enemigos, los enemigos del pueblo, han utilizado el Parlamento para hacer una ley mordaza, para tipificar el delito de odio, un cajón de sastre donde se puede meter cualquier cosa que no guste al poder: Es odio ironizar sobre temas religiosos, no es odio permitir que cientos de miles de jóvenes trabajen gratis o por cuatro duros durante años mediante contratos en prácticas, becas y otros artificios legales que nos devuelven a lo peor de la historia del hombre: La era de la explotación legal.
Sí, amo a mi país, porque es bello, porque ha sufrido tanto que hay razones suficientes para que aquí no quedase ni Dios, para que aquí sólo viviesen los ricos, los logreros y las ratas -con su pan se la coman-, pero no, resistimos, aferrados a la esperanza, a la llegada de Godot, esperamos que venga el día de la resurrección, ese día en el que ya no sea menester hablar de Rajoy, ni de Rivera, ni de Bárcenas, ni de Anna Gabriel, ni de Puigdemont, ni de Esperanza Aguirre, ni siquiera del Barça o el Real Madrid, al lado de un buen vaso de vino, una tortilla de patatas y unos amigos, en un bar de mala muerte, limpio, alegre, alejados de la impostura, del tedio y del castigo que para la inmensa mayoría supone estar gobernados por personas anéticas sin la más mínima preparación para hacerlo, por personas que aman banderas, que cantan himnos, que se emocionan ante un desfile armado, que rezan dándose golpes de pecho, que adoran las procesiones con santos ensangrentados, que admiran a Marta Sánchez, a Peret, a Manolo Escobar, a Bisbal a Jiménez Losantos, a Alberto Casado, a Julio Iglesias, patriotas de verdad, de toda la vida, por siempre jamás, a tipos que han hecho de la política una profesión para enriquecerse y dejar la cama bien hecha a sus vástagos a costa del sufrimiento y la necesidad de millones de personas. 
Y yo sí, querida Marta, yo sí pido perdón. Pido perdón a mis hijos y a los hijos de tantos otros que han hecho todo lo posible para prepararse y poder tener un trabajo que les permita vivir; pido perdón a todos mis paisanos honrados y explotados por no haber hecho lo posible para que esto no hubiese ocurrido nunca; pido perdón a los mayores que tanto trabajaron por nosotros, que cargaron el mayor peso de la crisis en su jubilación y sobre cuyas pensiones planean los buitres más carroñeros; pido perdón a los enfermos y necesitados por haber permitido que gentes sin escrúpulos consientan que los más ricos cada vez ganen más y paguen menos impuestos mientras la pobreza se extiende y se hace cada vez más difícil asistir a quien lo necesita. Pido perdón, en fin, a todos los que sufren mientras una minoría desvalija el país. Lo siento y clamo para que entre todos pongamos fin a este horripilante panorama que nos regalan quienes no aman a su país sino sólo a su bandera y su himno, como si fuesen los símbolos de una casta.

Las amistades peligrosas de los políticos gallegos con el narcotráfico

Luis Landeira
http://www.publico.es/

¡Un brindis por don Laureano!
“Todos los partidos gallegos han sido financiados por el narcotráfico”: así de rotundo fue Nacho Carretero en la entrevista exclusiva que concedió a Strambotic en 2015, con motivo de la salida de su libro ‘Fariña’. Nada nuevo bajo el sol de carallo: ya en 2011 el traficante de hachís Laureano Oubiña declaró ufano en la revista Vanity Fair que “yo financié los partidos de Fraga y Suárez”.
Dos años y medio después de su lanzamiento, ‘Fariña’ vuelve a ser noticia por motivos menos afortunados: como ya sabrán, el libro ha sido secuestrado por el juzgado de Collado Villalba, debido a una furibunda denuncia de José Alfredo Bea Gondar, exalcalde de O Grove a quien Carretero relacionan en su libro con el narcotráfico.
Aprovechando este río revuelto, es menester hacer una lista blanca de (presuntos) políticos gallegos que están o han estado relacionados con (presuntos) narcotraficantes. Como se suele decir en estos bretes, no están todos los que son, pero son todos los que están. Presuntamente.
José Alfredo Bea Gondar
Fue elegido alcalde de O Grove (Pontevedra) en 1983, por el partido Convergencia de Independientes de Galicia, pero poco después se cambió a Alianza Popular, futuro Partido Popular. En 1991, el juez Garzón arrestó en Madrid a un colombiano con 20 kilos de cocaína, que viajaba en un coche alquilado por Bea Gondar. Aunque éste fue condenado por blanqueo de capitales y narcotráfico y encerrado en Alcalá Meco, la sentencia fue revocada por el Tribunal Supremo por cuestiones técnicas. Por contar estas quisicosas, Bea Gondar ha demandado a Nacho Carretero, acusándolo de “injurias y calumnias”.
Vicente Otero ‘Terito’
El mismísimo Manuel Fraga Iribarne, ministro con Franco y fundador de Alianza Popular, estuvo relacionado con traficantes. Según Nacho Carretero, “Fraga era íntimo amigo de Vicente Otero ‘Terito’, que estaba en el famoso tiroteo entre capos en el Parador de Cambados, en 1982, donde al parecer no se discutía de drogas, sino de cuánto dinero se iba a donar a Alianza Popular”. Terito fue el auténtico padrino del tabaco, cuyo contrabando era su especialidad, y nunca se demostró su relación con otras drogas. Recibió una medalla de oro y brillantes por su dedicación al partido de Fraga.
José Ramón ‘Nené’ Barral
Alcalde de la localidad gallega de Ribadumia durante casi dos décadas, este narcopolítico del Partido Popular dimitió en 2001 tras ser imputado por fraude y evasión fiscal relacionada con el contrabando de tabaco. Aunque todavía anda a vueltas con juicios, la fiscalía pide diez años de cárcel para él por capitanear “un grupo organizado, estable con proyección internacional, con la finalidad de introducir en España y la Unión Europea importantes partidas de tabaco de procedencia extracomunitaria, por vía marítima y terrestre”. Casi nada.
Ramón Longa Vidal ‘Chito’
En una operación dirigida en el año 2002 por el juez Juan del Olmo, cayó con todo el equipo Ramón Longa Vidal, alias ‘Chito de Carril’, destacado militante del PP en Vilagarcía de Arousa. La policía le relacionó con el contrabando de mil kilos de cocaína incautados en Portugal, que presumiblemente iban a ser introducidos en Galicia. Longa ya había sido procesado y condenado a dos años de cárcel y una multa de diez millones de pesetas por el juez Garzón, en el transcurso de la mediática Operación Nécora.
Pablo Vioque
Todopoderoso exsecretario de la cámara de comercio de Vilagarcía de Arousa y muy cercano al entonces vicepresidente de la Xunta, Xosé Luis Barreiro, y a toda la cúpula de la AP gallega de los 80, compaginaba su labor política con el ejercicio de la abogacía para distintos narcos, y acabó asumiendo tareas de traficante. Fue condenado a 18 años de cárcel por tratar de introducir dos toneladas de cocaína por las costas gallegas y por proponer el asesinato del juez Javier Zaragoza, entonces fiscal antidroga. Aunque Vioque murió de cáncer en 2008, su hijo, que se llama como él, cogió su antorcha, y en 2013 fue procesado por introducir en España cocaína colombiana a través de los llamados “correos de la droga”.
Los Vilas
Estrechos colaboradores de Pablo Vioque, los primos Luis Jueguen Vilas(vicepresidente de la Cámara de Comercio de Vilagarcía de Arousa) y José Manuel Vilas (tesorero de la misma Cámara y una de las caras visibles de la derecha arousana) estaban vinculados con el narcotráfico. La cosa quedó aún más clara cuando dos sicarios colombianos se citaron con los primos en un parque de Benavente (Zamora) y mataron a José Manuel Vilas, en lo que fue uno de los primeros ajustes de cuentas del narcotráfico gallego. Luis Jueguen salió vivo, según la policía porque debía transmitir un mensaje a sus jefes.
Manuel Díaz González ‘Ligero’
A falta de estudios, este señor de A Guarda (Pontevedra) se dedicó al estraperlo durante los años 60 y luego se pasó al contrabando de tabaco rubio. Tras acumular una gran fortuna, se hizo célebre en su pueblo pagando las fiestas, dando trabajo a los mozos y montando su propio equipo de fútbol. Como no podía ser de otra manera, en 1987 fue elegido alcalde por Alianza Popular, partido a cuya financiación aportó no pocos dineros. Pese a haber pasado por la cárcel y haber protagonizado un bizarro intento de fuga, saltando de un coche de policía en marcha, Ligero fue alcalde hasta la muerte. Antes, le dio tiempo a conceder una entrevista a el diario Faro de Vigo y soltar sin rubor una frase lapidaria digna de Jardiel Poncela: “Los contrabandistas son la gente más honrada que existe”.
BONUS TRACKS: POLÍTICOS, NARCOS Y BARCOS
Alberto Núñez Feijoo
El actual presidente de la Xunta de Galicia tuvo entre sus amigos íntimos a Marcial Dorado Baúlde, traficante de tabaco y cocaína. Así se comprobó en el año 2013, cuando saltaron a la luz unas fotos de Feijóo en los años 90, cuando ocupaba altos cargos en la Xunta y en el Gobierno de José María Aznar, donde aparecía de carallada en el barco del susodicho narco. Feijóo admitió que, efectivamente, había sido colega de Dorado, pero nsus juergas y sus viajes con él no tenían nada que ver con sus cargos públicos.
Mariano Rajoy
Según cuenta Carretero, el joven Rajoy era el único que se oponía a la narcopolítica en los 80, y por eso Fraga le dijo: “Mariano, vete a Madrid, aprende gallego, cásate y ten hijos”. Sin embargo, recientemente el actual presidente de España celebró un acto electoral en el Moropa, barco perteneciente a “uno de los clanes de narcotraficantes más importantes de España”, según la policía. Informa el medio Galicia Confidencial que Rajoy subió al barco de los narcos en un acto de las elecciones europeas de 2009, y es difícil que no supiera que, al menos desde 2006, la prensa local habla abiertamente de la vinculación de los dueños del barco con el tráfico de cocaína.
Este artículo está cortado con anfetamina, cafeina, piracetam, bicarbonato, fotos y letras de La Voz de Galicia, Mafia y Crimen, El País, Faro de Vigo, Fariña, Galicia Confidencial y Páxinas da Guarda.

Ata sempre Forges!